Puesta a punto preventa

¿Quiere vender una oficina? ¿un local comercial? ¿una nave industrial?

En el proceso de compraventa uno de los factores que más incide en el potencial comprador son las dudas acerca de la puesta a punto del inmueble. Locales, oficinas o naves industriales que se ofrecen en el mercado todavía con los enseres, mobiliario o restos de stocks de anteriores inquilinos, con puertas que no abren, paredes con suciedad, cristales rotos, fallos en iluminación o fontanería, generan una gran desconfianza acerca del uso y mantenimiento que ha llevado el inmueble, frustrando en muchas ocasiones la posible venta.

Por otra parte, no es fácil hacerse una idea de las posibilidades de un inmueble cuando Preventaéste se encuentra en situación de abandono, sucio, ocupado o sin una buena iluminación. La atención del comprador se empieza a centrar en lo que todavía contiene, en las puertas o ventanas que no funcionan, los desperfectos y desgastes debidos al uso y otros temas menores de bastante fácil solución, en vez de en determinar las capacidades y ventajas que puede ofrecer para nuevos usos.

En el mejor de los casos, esta situación provocará una pérdida en la valoración del inmueble, y de producirse, una venta por un precio menor al que realmente podría haberse obtenido. Tenga en cuenta que las impresiones causadas en una visita al inmueble determinan la intención última de compra en base a la percepción del potencial cliente.

Con el servicio de Puesta a Punto Preventa de CiPLO, tiene la posibilidad de realizar Preventauna adecuación básica y rápida del inmueble, y de forma muy competitiva acometer las tareas de retirada de restos de mobiliario, equipamiento y material, las reparaciones menores (puertas atrancadas, ventanas rotas, grifería con pérdidas o lámparas fundidas), y un repaso de pintura y limpieza que permita presentar en unas buenas condiciones el inmueble, todo ello gestionado de forma profesional y eficiente.

Nuestra recomendación es la de no acometer grandes reformas ni remodelar o actualizar instalaciones existentes en el inmueble; en la práctica totalidad de los casos será el comprador quien realice el acondicionamiento necesario para la actividad a la que se va a destinar. No obstante, incluso en las adquisiciones como inversión, la presentación en buenas condiciones puede llegar a suponer una diferencia de hasta un 25% en la valoración y fijación del precio de venta final del inmueble.

No lo dude. Para conocer más sobre este servicio, contacte ahora con nosotros desde aquí.