Due Diligence

En las operaciones inmobiliarias de cierto volumen, fundamentalmente en compra pero también en alquiler, el potencial cliente o futuro arrendatario requieren la comprobación fehaciente de que el inmueble estudiado se adapta a sus requerimientos de inversión o necesidades operativas y que éste es adecuado para la actividad a la que se va a destinar. Esta comprobación o servicio la realiza un tercero independiente.

El servicio de Due Diligence consiste en una auditoría o informe técnico-legal en el que se recoge toda la información sobre el estado del inmueble, tanto a nivel de cumplimiento normativourbanísticoconstructivo, como de situación y mantenimiento de las instalaciones del mismo. Adicionalmente puede llegar a incluir valoraciones sobre costes para la mejora, corrección o adaptación a normativa de aquellos elementos en los que se haya detectado alguna anomalía.

Los departamentos de Consultoría técnica y Consultoría inmobiliaria de CiPLO realizan de forma conjunta el servicio de Due Diligence, tanto para potenciales compradores o arrendatarios que desean cerciorarse acerca de la situación de un inmueble seleccionado, como para la Propiedad de un inmueble o grupos de inmuebles, de forma que ésta pueda disponer de una información imparcial sobre el estado de sus activos inmobiliarios pudiendo establecer presupuestos y realizar acciones de adecuación para la actualización de éstos, definir estrategias de inversión o desinversión y por supuesto como herramienta fundamental para la comercialización de los activos auditados.

Si desea ampliar información sobre este servicio, puede hacerlo directamente desde aquí.

Gracias por confiar en nosotros.