Primark abrirá en la Gran Vía de Madrid su gran tienda

El grupo irlandés Primark fija la fecha de apertura de su gran tienda en la Gran Vía madrileña para el próximo 15 de octubre, la mayor de sus casi trescientas tiendas y que estará ubicada en el número 32, en el edificio en el que estuvo la sede del Grupo Prisa.

El proyecto, que lleva tiempo en marcha, obtuvo el pasado verano el visto bueno por parte del Ayuntamiento y de la Comunidad de Madrid, con la autorización que recibió de la Comisión de Patrimonio Histórico Artístico para recuperar el uso comercial y estructura del edificio ocupado en los años veinte por los Almacenes Madrid París.

Poco después de recibir la autorización, Primark iniciaba las obras, aunque en este tiempo han cambiado de arrendador, encontrándose que la firma con la que habían firmado Drago Capital, vendía en enero de este año el edificio a Pontegadea, quedando ahora arrendados en la sociedad patrimonial de Amancio Ortega.

 

Movimientos en el edificio de oficinas Torre Picasso

torre picasso madridLas últimas semanas han sido movidas en la Torre Picasso. El edificio de oficinas situado en Madrid, ubicado en el complejo empresarial y comercial AZCA junto al paseo de la Castellana en Madrid, ha despedido a viejos inquilinos y ha dado la bienvenida a otros.

Jaguar Land Rover España ha alquilado 1.000 metros cuadrados de oficinas en el edificio para ubicar su sede central en España después de meses buscando una ubicación a la altura de la compañía y en la misma zona de las oficinas que ocupaban antes para facilitar en la medida de lo posible el cambio.

De esta manera Jaguar pasa a ocupar justo las oficinas que ocupaba en el edificio FCC, el antiguo propietario del edificio. Fue en 2011 cuando Pontegadea, la inmobiliaria de Amancio Ortega, compró la Torre Picasso a FCC, por 400 millones de euros.

Diseñada por el arquitecto japonés Minoru Yamasaki, el mismo que diseñó el desaparecido World Trade Center de Nueva York, contó con la colaboración de los arquitectos Jorge Mir Valls y Rafael Coll Pujol. La Torre Picasso fue inaugurada en diciembre de 1988, seis años después de iniciar su construcción a finales de 1982.

Tiene una altura de 157 metros sobre rasante, y durante años ostentó el privilegio de ser el edificio más alto de España, hasta la construcción del Gran Hotel Bali de Benidorm en Alicante, continuando como el edificio más alto de Madrid, título que le arrebataron las Torres del CTBA.

Tiene una superficie edificada de 121.000 m2 dispuestos en 45 plantas de 38 x 50 metros, de las que 42 están destinadas a alquiler de oficinas (71.000 m2 del total), con un precio medio de 30 euros/m2.

Amancio Ortega compra un edificio de oficinas en Nueva York por 69 millones de euros

amancio ortega nueva yorkAmancio Ortega, a través de su sociedad inmobiliaria Pontegadea, acaba de comprar un edificio de oficinas en Nueva York por 62,15 millones de euros a Carlyle Group y Sitt Asset Management.

En concreto el edificio de oficinas y uso comercial de 5.200 metros cuadrados está ubicado en el 414 de la calle 14 en pleno Meatpacking District, y está ocupado principalmente por oficinas e incluso por otras marcas textiles como Levi’s y Patagonia. Este distrito se ha transformado durante los últimos 15 años de una zona poco atractiva hasta para vivir, a una zona activa, con tiendas de lujo y alto valor económico y residencial.

De esta manera Amancio Ortega suma este inmueble a los otros que ya tiene en Nueva York como el del 666 de la Quinta Avenida que compró en 2011 o el de la calle 59. Además de en Nueva York el empresario gallego ha invertido recientemente en Chicago, Washington, Boston, San Francisco o Miami.

El fundador de Inditex es el propietario de la primera fortuna de España y de la tercera del mundo, tan sólo por detrás de Carlos Slim y Bill Gates.

Pontegadea, la inmobiliaria de Amancio Ortega y la compra de la Torre Picasso a FCC

No podíamos empezar el año sin hacer referencia a la mayor operación inmobiliaria de los últimos años: la compra de la Torre Picasso por parte de Pontegadea, la inmobiliaria de Amancio Ortega, que se consolida como una de los mayores inversoras, si no la mayor, en activos inmobiliarios de este país.
En los días previos a Navidad, se especulaba con el valor de la oferta que Ortega había lanzado para adquirir el rascacielos, apuntando casi todas las noticias a la cifra de 500 millones de euros. La cifra final era un 20% más baja, y dos días antes de terminar el año, Baldomero Falcones, presidente de FCC lograba vender tan singular edificio en los cuatrocientos millones de euros.

FCC ya venía desinvirtiendo de activos no estratégicos para centrarse en sus actividades medioambientales, energéticas y de infraestructuras, y en esta línea, la compañía controlada por Esther Koplowitz, ya se había deshecho de aparcamientos, ITVs y otros edificios de oficinas y singulares; entre ellos, vendía (según diversos medios) al también empresario gallego Luis Fernández Somoza, dueño de transportes Azkar, sus edificios de las calles Balmes en Barcelona, y Federico Salmón en Madrid, por 60 millones de euros, reduciendo su deuda hasta los siete mil ochocientos millones, un 10,6% menos que el año anterior. FCC prevé inaugurar a finales de 2012 su nueva sede en Las Tablas, Madrid, un edificio de nueve plantas y 14.000 metros cuadrados de superficie, que ocuparán 1.450 trabajadores de la empresa.

La operación de desinversión de FCC en La Torre Picasso no era un secreto, de hecho había otras cuatro ofertas y muy cerca estuvo un fondo de inversión extranjero de hacerse con la compra. Y aunque FCC manifiesta obtener plusvalías por valor de 180 millones con las últimas ventas, lo cierto es que el precio de La Torre Picasso se sitúa muy por debajo de la tasación de 850 millones de euros en los que fue valorado el rascacielos antes del estallido de la crisis inmobiliaria, en el mismo verano de 2007.
Pontegadea por su parte, con 2.428 millones de euros de Fondos Propios y 684 de deuda a largo plazo, según las últimas cuentas presentadas, adquiere un nuevo edificio emblemático, después de las compras en 2007 de varias sedes al Banco Santander y otros edificios históricos de oficinas en Madrid por valor de 458 millones de euros. Pontegadea, que mantenía activos inmobiliarios en España por valor de 1.007 millones de euros el pasado año, dispone también de activos inmobiliarios en Francia, Estados Unidos, Reino Unido (por valor de 455 millones) y Portugal, e informa así mismo en sus cuentas de 2010 que el 90% de estos están dedicados al alquiler de oficinas y locales comerciales, y el resto a explotaciones hoteleras.

Este mismo año, según informaba La Opinión, Pontegadea adquiría un local comercial de 3.600 metros cuadrados en la 5ª avenida de Nueva York, por un valor de 324 millones de dólares.
Por otra parte, es reseñable que las también sociedades de Amancio Ortega, Alazán Inversiones 2001 y Keblar Inversiones, que utilizaba como vehículos de inversión, comunicaron a finales del pasado año a la CNMV su cambio de naturaleza jurídica convirtiéndose en sociedades anónimas y su cambio de actividad, dedicadas ahora a la inversión inmobiliaria, y formando parte de la reorganización estratégica del negocio e inversión inmobiliaria del empresario fundador de Inditex.

La Torre Picasso

Diseñada por el arquitecto japonés Minoru Yamasaki, el mismo que diseñó el desaparecido World Trade Center de Nueva York, contó con la colaboración de los arquitectos Jorge Mir Valls y Rafael Coll Pujol. La Torre Picasso fue inaugurada en diciembre de 1988, seis años después de iniciar su construcción a finales de 1982.

Tiene una altura de 157 metros sobre rasante, y durante años ostentó el privilegio de ser el edificio más alto de España, hasta la construcción del Gran Hotel Bali de Benidorm en Alicante, continuando como el edificio más alto de Madrid, título que le arrebataron las Torres del CTBA.
Tiene una superficie edificada de 121.000 m2 dispuestos en 45 plantas de 38 x 50 metros, de las que 42 están destinadas a alquiler de oficinas (71.000 m2 del total), con un precio medio de 30 euros/m2.

Cuenta además con más de 800 plazas de aparcamiento, y su ubicación en el corazón económico financiero de Madrid, en Azca, le ha supuesto mantener una ocupación prácticamente total a lo largo de sus más de veinte años de historia. El pasado ejercicio, la Torre Picasso, gestionada por la sociedad Per Gestora Inmobiliaria, S.L. ha obtenido una cifra de facturación de 26 millones de euros. La Torre alberga unos 6.000 trabajadores, y recibe unos 1.500 visitantes adicionales diarios.

Su momento más crítico pudo vivirlo a finales de 1999, cuando según confirmó posteriormente la propia banda terrorista ETA, tenía intención de derribarla con 1.700 kg de explosivos cargados en dos furgonetas bomba interceptadas cerca de Calatayud (Zaragoza) por la Guardia Civil.