Un año después de su implantación, ¿qué ha pasado con la certificación energética?

certificacion energeticaFue en junio de 2013 cuando empezó a ser obligatoria la certificación energética para los inmuebles en alquiler (por más de 4 meses) o venta que fueron construidos con anterioridad a 2007.

El objetivo de esta medida adoptada por el Consejo de Ministros era fomentar el ahorro y la eficiencia energética así como que el consumidor pueda valorar y comparar la repercusión del gasto en energía y emisiones de CO2 en la compra o alquiler de un inmueble.

Pero un año después de la entrada en vigor de la certificación energética, ¿cuál ha sido su grado de cumplimiento?.

Según un estudio publicado recientemente se calcula que poco más del 15 por ciento de los inmuebles que estaban obligados a obtener el certificado lo ha tramitado a pesar de las sanciones recogidas en la ley. Y es que a día de hoy las sanciones no se están cumpliendo.

La falta de cumplimiento de las sanciones junto con las irregularidades que realizan los propietarios en la tramitación del certificado da como resultado el índice tan bajo de cumplimiento de la normativa.

Entre las irregularidades más comunes están la etiqueta energética pero con el término “en trámite” en vez de la calificación correspondiente, certificaciones energéticas sin la visita de un técnico habilitado o los certificados energéticos sin registro para ahorrarse dinero en el trámite.