Certificación energética: obligaciones y excepciones

Como ya comentamos en su momento cuando se aprobó el Real Decreto de Certificación Energética, a partir del 1 de junio de 2013 todo aquel que quiera vender o alquilar algún inmueble construido antes de 2007 deberá tener un certificado energético. Los inmuebles construidos a partir de dicho año ya lo deben tener, ya que desde 2007 es obligatorio para los edificios de nueva construcción.

certificado energeticoEl no cumplimiento de esta obligación se considerará una infracción contra la defensa de consumidores y usuarios y se sancionará como tal en función de la Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios aprobada por RDL 1/2007 de 16 de noviembre.

No obstante el RD recoge algunas excepciones, así que ¿qué tipo de inmueble no tiene que tener obligatoriamente la certificación energética?

En primer lugar están exentas de tener el certificado energético las naves y edificios industriales, de defensa y agrícolas en la parte de talleres, procesos industriales y agrícolas no residenciales.

Los edificios y construcciones de superficie útil inferior a 50 metros cuadrados así como aquellos edificios provisionales con un plazo de utilización igual o inferior a dos años.

Los monumentos y edificios protegidos oficialmente por ser formar parte de un entorno o por su valor arquitectónico o histórico si el cumplimiento de la normativa supone una alteración inaceptable para su carácter o aspecto.

Los lugares de culto o edificios destinados a actividades religiosas.

Los edificios en caso de compra que se vayan a demoler o que se compren con el objetivo de realizar reformas que supongan una renovación de más del 25 por ciento de la superficie envolvente del edificio.

Aquellos edificios o unidades de viviendas utilizados durante menos de 4 meses al año o durante un tiempo limitado al año y con un consumo previsto de energía inferior al 25 por ciento de lo que supondría el consumo anual del mismo.